Skip to main content

La evolución de los ordenadores

El ordenador se ha convertido en el compañero de trabajo indispensable. En el siglo XXI nadie imagina su vida sin un ordenador, un portátil o una Tablet.  Sin embargo, desde que se crea el primer ordenador Z1 hasta el día de hoy, la evolución ha sido brutal en menos de cien años. Su invención no se debe a una sola persona, si no que, como todo gran desarrollo humano, ha ido transformándose gracias a la inteligencia y la habilidad de diferentes ingenieros a lo largo de la historia.

Llevan con nosotros poco más de un siglo y han revolucionado nuestras vidas.

¡Conoce su evolución!

Evolución del escritorio

El ordenador Z1

Viajamos a la Alemania de 1936, cuando un ingeniero civil llamado Konrad Zure, cansado de realizar cálculos a manos, empieza a trabajar en el que, sin saberlo, será el primer sistema operativo de la historia. Esta calculadora mecánica, llamada ordenador Z1, operaba con un sistema binario conectado a la corriente eléctrica y podía programarse de forma ilimitada. La computadora Z1 leía instrucciones de una cinta perforada.

Aunque nunca llegó a funcionar con precisión, dio pie a la evolución de otros sistemas mejorados como el Z3, ya capaz de realizar cuatro ecuaciones matemáticas complejas. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial, hizo que estos descubrimientos pasaran desapercibidos.

Y llegó IBM…

No sería hasta 1946 cuando IBM comprara la patente de Zuse, que se empezara a tomar en serio su trabajo. Y con ello, su salto a la fama gracias a la creación del transistor. El dispositivo que hará posible la entrada y salida de señal de un ordenador de forma simultánea.

La International Business Machines revolucionaría la evolución de los ordenadores, el mercado y la industria de la época. En 1953, aunque rudimentaria y exageradamente grande, nace la IBM 701 EDPM. Algunos la conocían como la “calculadora de Defensa”. Y es que los primeros usos de los ordenadores tuvieron fines militares.

Del armatoste al chip

La complejidad de los ordenadores era tal, que solo los expertos sabían utilizarlos para tareas esenciales. En este punto, surgió la gran pregunta, ¿cómo hacemos para interpretar lo que el ordenador nos dice a nuestro idioma? Así que se inventó el primer lenguaje de programación: el Fortran. Esto va a facilitar que los ingenieros puedan programar las máquinas para que realicen más tareas, pero seguían siendo muebles difíciles de colocar en el salón.

Cuatro años más tarde, aparecerá el pequeño y cotizado chip, ese que es difícil de cambiar. El chip es un pequeño circuito cerrado integrado en los dispositivos electrónicos que hace que funcionen todos nuestros aparatos con sistemas informáticos. Imagina el gigantesco cambio que supuso esta cosa tan diminuta. El chip permitirá la creación de placas base y tarjetas que forman parte de nuestros ordenadores en la actualidad.

El PC: uno más de la familia

Habiendo conseguido que los ordenadores dejaran de ser trastos pesados y gigantes, los años setenta nos traerán los primeros ordenadores personales (Personal Computers por sus siglas en inglés) a la oficina o a casa.  El Scelbi, Mark-8 Altair, IBM 5100, Apple I y II, el TRS-80 y el Commodore Pet fueron los primeros ordenadores personales comercializados para el consumidor medio. Para terminar la década, ya teníamos el primer procesador de texto: el WordStar.

Aunque pocos historiadores se ponen de a cuerdo sobre cuál fue el primer sistema operativo o software, la verdad es que fue Engelbart quien sentó las bases del modelo que hoy conocemos de Interfaz de usuario.  De esta forma, en los años sesenta del siglo XX desarrolló funciones como las ventanas superpuestas y la combinación computadora, teclado y pantalla. Además, desarrolló el ratón.

En el 81, IBM lanzaría al mercado, con precios más razonables- todo hay que decirlo-, un ordenador personal equipado con el sistema operativo más usado del mundo: Microsoft. El antiguo MS-DOS se convertiría en el abuelo del software para usuario.  Pero solo un par de años más tarde, Steve Jobs ya le pisaba los talones a Bill Gates creando Apple Lisa, el primero en comercializar una interfaz gráfica dirigida al usuario. Sin embargo, la gente olvidaría que el primero ordenador en integrar una interfaz gráfica de usuario sería el Xerox Alto, desarrollado en 1973 por el Centro de Investigaciones de Palo Alto (California) y no comercializado hasta los años ochenta.

La guerra entre Microsoft y Apple continúa y algunos tienen claro cuál es su bando, pero lo que es indudable es que gracias a ambos la evolución de los ordenadores nos ha traído hasta aquí. A un mundo repleto de opciones y mejoras para la comunicación y el desarrollo del ser humano.

La evolución de los ordenadores|Apple VS Microsoft

Tengas un Mac o un Windows… ¿Necesitas potenciar tu ordenador? ¡Cuenta con Nexora!