Y ahora, ¿cómo pagamos por Internet?

Llevamos tiempo oyendo hablar del pago electrónico, PayPal, y otros sistemas de pago por Internet, y cuando aún no nos hemos terminado de fiar de estos métodos ya “clásicos”, llega otra novedad, ‘BitCoin’.

La nueva moneda digital, dentro de poco ya no hará falta llevar carteras, sólo bastará tener una conexión a Internet. Las compras se harán desde casa, con nuestro monedero virtual, hablamos de BitCoin.

Una moneda digital P2P de código abierto, que permite realizar transacciones instantáneas en todo el mundo, y prácticamente sin costes. No tiene ningún tipo de autoridad central, se gestiona todo conjuntamente por la red.

Pero, ¿Cómo funciona? Pues veamos.

Lo primero, escogemos un monedero que se instala en el ordenador o móvil. Funciona igual que una dirección de correo electrónico y es lo que permite realizar transacciones con el mundo. También nos proporciona las direcciones Bitcoin que se pueden utilizar para recibir monedas de otros usuarios, y después enviar esas monedas si así quisiéramos, eso si, con cuidado que no se pueden cancelar los envíos una vez realizados.

Cuando ya tenemos un monedero se genera una primera dirección BitCoin, y así con cada monedero. Enviándosela a tus amigos, éstos podrán pagarte o viceversa, siempre que te proporcionen su dirección. Se recomienda crear una dirección en cada transacción, para incrementar la seguridad de las mismas. Ahora, lo que nos queda es conseguir BitCoins y mantenerlos seguros.

Debemos saber que… Todas, absolutamente todas, las transacciones se encuentran en un registro público compartido, se llaman “Cadena de Bloques” o si eres bilingüe “BlockChain”, de esta forma todos los movimientos pueden ser verificados, asegurándonos así que se hemos realizado el pago. Hemos de decir, que por seguridad, la integridad y el orden cronológico de la cadena de bloques se aplican con criptografía, para que alguien ajeno no pueda saber donde van nuestros BitCoins.

En si, cada transacción son transferencias de valor entre las direcciones BitCoin. Se añade un extra de seguridad, con la “pieza secreta” que ellos llaman “llave privada” que va unida a cada dirección BitCoin, son algo así como la firma de las transacciones. Así nadie puede alterarla una vez emitida.

La verdad, este tipo de avances sólo nos preocupan en dos aspectos, al menos a mí, el primero es la seguridad del sistema y la posibilidad de ser hackeado, y el segundo, incentivar mi tendencia a la compra compulsiva. Y eso es peor para mi cuenta, que cualquier hacker.

Y viendo todo esto me pregunto, ¿será cierto que dentro de unos años ya no llevaremos nada encima? ¿Ya no  haremos una compra tradicional? La única carga que llevaremos encima son nuestros móviles o Tablets, con acceso a Internet siempre. Todo al alcance de un click, o a este ritmo, al alcance de la piel.

spending-bitcoins

Comentarios ( 0 )

    Dejanos un comentario

    Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios. *