¿Qué entendemos por tecnología?

Depende a quién le preguntes obtendrás una respuesta u otra.  Una definición oficial puede ser (RAE): “Lenguaje propio de una ciencia o de un arte.”

Desde mi punto de vista es una forma de llamar al método en que se desarrollan los trabajos, si aplico la definición anterior. Por que para mí ese concepto se queda corto, en realidad la tecnología es mucho más.

Impulsa, forma parte o es la conclusión de cada uno de nuestros movimientos diarios. O si no ¿qué sería del ser humano sin tecnología? ¿Sobreviviríamos? Si en realidad hasta nosotros mismos somos máquinas, con impulso propio pero trabajamos en base a métodos.

 

Ya no hablamos en desarrollo de la tecnología aplicado a la medicina, por que ya sabemos cuan importante es y cualquier investigación y desarrollo en este sector es un gran paso para la humanidad, haciendo referencia a Neil Armstrong.

Me refiero a esa tecnología que nos facilita la vida, o en ocasiones nos la dificulta un poco. Depende del uso que se le de. Todo el mundo tiene un amigo, padre, madre o pareja que le recrimina la hora de su última conexión en WhatsApp, o ese documento importante que envías a última hora que decide no adjuntarse al correo, o cuando tu hijo/a se le estropea la batería del móvil casualmente todos los sábados, y podríamos seguir. A veces fallos de la tecnología, fallos humanos o ambos.

Cuando algo sale mal o se escapa de control, el ser humano tiende a culpar a los demás y si es algo inerte mejor que mejor, así no responde. Pero esto no evita que dejemos de usarlos, nos encanta tener los últimos modelos, lo más novedoso y cualquier app que nos haga ser diferentes. Somos dependientes de estos chismes.

Esta dependencia no es mala, con control, esto viene a decir que el ser  humano sigue teniendo inquietudes y necesidades, y detrás de éstas un equipo que se encarga de crear plataformas informáticas o desarrollos de la tecnología para cubrir dichas necesidades.

Y aquí es donde llega el cambio más importante de la historia de la humanidad, la evolución, y con ella el cambio de preferencias de los consumidores, de la población.

Nuestro concepto de buena vida es muy distinto al de hace una década y se distancia cuanto mas atrás nos vayamos. Queremos otras cosas, somos más exigentes, tenemos otros conceptos de familia, trabajo y como administrar el tiempo. Y por lo tanto todos los actos cotidianos  y los objetos que nos rodean se tienen que adaptar a nuestro nuevo concepto de vida, o en algunos casos, adelantarse a nuestro futuro nuevo concepto de vida.

Es el caso de las aplicaciones para móviles, se han convertido en un miembro más de la familia, en muchas ocasiones por su utilidad. De media usamos entre 3 o 4 aplicaciones al día, y cuando estamos preparando algo importante, este dato se incrementa.Por ejemplo, vamos a ir de viaje a otra ciudad y buscamos qué hacer en ese fin de semana, recurrimos a una o varias apps y después seleccionamos, la elegida será aquella que te proporcione  mejor y mas información, mapas offline (por si no tienes tarifa). Hace relativamente poco tiempo, hubiéramos perdido mucho mas tiempo buscando en Internet, donde existe demasiada información, pero si nos alejamos 20 años atrás hubiéramos tenido que recurrir a una guía de viajes (poco actualizadas) y al clásico mapa, con mil dobleces,  para llegar al destino y guiarnos allí. Es un: “Todo ventajas”.

Por tanto, la tecnología bien llevada es evolución. Son sueños hechos realidad, es llegar puntual a una cita o recordar el cumpleaños de tu novia (alarmas y notas de aviso), capturar momentos con fotografías y retocarlas al gusto, la oportunidad de estar en contacto con cualquiera de tus amigos y compartir momentos en la red, es descubrir rincones cuando visitas una nueva ciudad, encontrar la mejor actividad para pasar la tarde con tus hijos, cuidar el bolsillo con las mejores ofertas, en general, estar al día.

Tecnología en realidad es tener todo, allí donde uno quiere y en la forma que quiere.

Nos facilita la vida. Y eso, es el deseo de cualquiera.

Comentarios ( 2 )

  • labellaperseida says:

    El problema de las tecnologias, es que va muy rápido, aveces no podemos tener tiempo para adaptarnos.Yo por ejemplo soy de una generación que la informática era una opción y ahora no se puede vivir sin ella, hemos ido aprendiendo con nuestros hermanos pequeños y así continuamente.
    Se deberián hacer cursos de reciclaje o aplicaciones para poder sacarle partido a nuestros smartphone, o crear una guía. Ya que nos dejamos llevar por las modas y seguramente no utilizamos el potencial de nuestras facilidades tecnologicas.

    • Estrella Pascual says:

      Hola “labellaperseida”, es cierto que las tecnologías avanzan mucho mas rápido que el tiempo que los usuarios normales tardamos en adaptarnos, pero es que son muchas cabezas pensantes frente a una, ellos se mueven más rápido. Esta bien lo que dices de crear guías de usuario, pero el problema es que pocas veces cuando tenemos un “libro de instrucciones” lo leemos, al ser humano nos gusta aprender con la experiencia, poniendo de excusa que se pierde mucho tiempo y que no puede ser tan difícil, para al final tardar incluso mas. Pero es una filosofía de vida basada en el ensayo-error y así.
      Pero si que estoy de acuerdo, ¿por qué no crear una guía rápida, con lenguaje de la calle, que te explique solo aquello que quieres? Es muy interesante.

Dejanos un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios. *