6 errores que acabarán con tu blog

¿Eres novato y no sabes cómo encaminar tu blog? ¿Quieres hablar de demasiadas cosas y no sabes qué priorizar? ¿Tienes miedo a meter la pata? Tranquilo, a nosotros también nos ha pasado, por eso, en Nexora te contamos los 6 errores que todos solemos cometer para que tú no caigas en la trampa. Comencemos:

  1. No llevar un calendario de publicación.

Errores en tu blog con Nexora¡No pongas excusas para escribir! No estés meses o semanas sin escribir únicamente por pereza o por no saber sobre qué escribir. Organízate y haz un calendario marcando los días de la semana en los que quieres publicar y ¡cúmplelo! Si quieres escribir cosas nuevas no tengas miedo, lo que hace único a tu blog es la generación de contenido y, si lo que te ocurre es que no conoces ciertos temas ¡mejor!, así aprendemos todos. ¿Qué es lo peor que te puede pasar? ¿Qué no les guste el post? Ya sabes que no siempre se gana pero siempre se aprende en el camino 😉

  1. No ser perfeccionista.

Parece que ser perfeccionista es un defecto pero en este caso es una virtud. El diseño del blog es otra de las cosas que solemos descuidar pero es fundamental que tanto el tema como el color sean corporativos. Sé perfeccionista y no comentas faltas de ortografía o perderás muchos seguidores. Cuida cada detalle de tu blog para poder sobresalir sobre el resto pero no te pases en ser corporativo o quedará muy marketiniano.

  1. Copiar contenidos de terceros.

Esto es una de las leyes fundamentales de todo blogger: ¡No copies! Si no sabes de un tema investiga, modifica, decora pero nunca copies el texto tal cual lo tenga escrito otro blogger u otra web. Y, aunque creáis que no, se nota y mucho, por eso ¡Sé original!

  1. Olvidarse de las redes sociales.errores en tu blog con Nexora

Hoy en día, no hay nada más importante que las redes sociales para acercarte al público. Es primordial compartir tus entradas en redes pero ¡ojo! no utilices las mismas palabras para publicar. Inventa, sé creativo, utiliza frases cortas pero que enganchen y no te olvides de los hastag para hacerte ver. Lo importante no es la cantidad sino la calidad de tus palabras

  1. Falta de coherencia entre los posts.

Y no, no nos referimos a hablar todo el rato de lo mismo sino a que cada artículo tenga algo relacionado con el resto. Esto se consigue marcando los objetivos que quieres conseguir con tus posts. Puedes utilizar artículos ya publicados para iniciar otros o incluso para aconsejar y que el público se enganche a tus posts. Se empieza con uno pero ¿por qué dejarlo ahí?

  1. No usar SEO.

Tan malo es pasarse como no llegar. Utiliza SEO en tu estrategia del blog y sigue al pie de la letra los puntos que te marque para conseguir destacar y posicionarte bien en Google. Sin embargo, el uso excesivo de SEO tampoco es bueno ya que se puede desviar la atención de lo que realmente quieres hablar. Sé natural al escribir y después intenta adaptarte al máximo a las exigencias del SEO.

Y recuerda: Que el miedo a fracasar no te impida internarlo.

Comentarios ( 0 )

    Dejanos un comentario

    Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios. *